En el siglo XIX, año de 1.849. Don Antonio de Orleans, Duque de Montpensier, hijo del Rey Luis Felipe de Francia, realizaba un viaje de placer por Andalucía, descubriendo en la desembocadura del Río Guadalquivir el Pueblo de Sanlúcar de Barrameda. Tanto gustó al Duque aquel pueblo de pescadores con sus indescriptibles puestas de sol, que decidió instalarse en él, procediendo al poco tiempo, entre otros negocios, a la plantación de viñedos en la finca actualmente conocida con el nombre de Torrebreva.

Fue en el año 1.948 cuando sus descendientes, los Infantes de Orleans Borbón, Alonso y Beatriz, deciden iniciarse en el negocio de vinos y brandies de Jerez fundando la actual Bodega de los Infantes de Orleans Borbón.

Desde el inicio, el cuidado de la crianza de estos caldos, de producción limitada, ha sido minucioso; dando como resultado unos vinos y brandies de vejez y calidad extraordinaria

El Brandy Solera Gran Reserva es quizás el emblema de la bodega, Orleans Borbón, resultado del envejecimiento en botas de roble americano de una selección de “Holandas” y destilados de vinos, extraído de las soleras primitivas más selectas.

LA BODEGA

Situada en el corazón de la ciudad de Sanlúcar de Barrameda, se trata de una construcción del siglo XIX.

El Duque de Montpensier mandó a construir este edificio que reservó para su vivienda particular y que aparte de inmensos jardines que rodeaban este magnífico Palacio edificó en la parte lateral, unas caballerizas donde albergaba principalmente caballos y espléndidos carruajes típicos de la época. Se trata de una construcción típica de esa época y que se rodea de estilo Mudéjar. Fue a principios del siglo XX, cuando se transformó este recinto para adecuarlo y albergar las actuales Bodegas de los Infantes de Orleáns Borbon. Esta Bodega contiene las soleras más selectas y cuidadas de nuestros caldos.

Productos de Orleans Borbón